Día del libro

Día del libro

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA. VERÁS EL RESULTADO...

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA.                       VERÁS EL RESULTADO...

martes, 31 de agosto de 2010

Beso apasionado de despedida, mañana más........



El horizonte adormece



Los colores se vuelven cálidos



La tarde está cayendo



Se buscan con sus labios



Su influencia, sus rayos apagados



Se acercan un poquito más



Se desean entre luces y sombras



Atraídos por su forma de amar


El se va, ella se queda

Se aman y se besan

Mañana volverán a verse

La penumbra los aleja



Beso apasionado y dulce

A modo de despedida

El día les volverá a juntar

Compartirán sus vidas

12 comentarios:

  1. No sé... demasiada quietuz; demasiada rutina; creo que no sirvo para eso.
    La paz, en mí, supone enfermedad grave. No existe.

    ResponderEliminar
  2. José Alfonso, no hablo de mi, hablo del sol y la luna cuando el se pone para indicar que otro día acaba.

    Quietud noooooooooo, emoción, juego, novedad, invención.... Cualquier cosa antes que la rutina, esta lo rompe todo poco a poco o de una vez para siempre y después ¿que?.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido un romance entre el sol y la luna, ¿es? Yo me llevo eso de tus letras.

    ResponderEliminar
  4. Alguien especial me dijo un día, mira el cielo, esta es la hora en la que el sol y la luna se besan.... me inspiré en aquel momento y lo he colgado ahora. bsssss

    ResponderEliminar
  5. Bonita persecución entre los dos amores. Besos. Antonio (Zaloette)

    ResponderEliminar
  6. Lola, me encantaron las fotos y tus palabras, aunque entendí lo mismo que José!! El tiempo es cambio y el cambio es crecimiento,........ yo soy esclava de los hábitos!!
    Besosss

    ResponderEliminar
  7. Apasionado el encuentro, dulce la despedida por tener claro el reencuentro. Un beso Antonio.

    El tiempo es cambio y el cambio es crecimiento....Asi es Paula, un beso..

    ResponderEliminar
  8. Alguna vez he contemplado esto que comentas, pero sencillamente me dejé llevar por la quietud y la paz que inspiran, y te dejas envolver por la mágia del momento.
    Pero nunca pensé en sus besos.
    Yo tengo mi luna, que es la vuestra, y ese sol que es el vuestro, y también les contemplo a veces solos, y a veces frente a frente a primeras horas del día.
    Quizá en ese momento se despedían.
    Ayer fué uno de ellos
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Que bonito escribes Nina. Un besazo

    ResponderEliminar