Día del libro

Día del libro

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA. VERÁS EL RESULTADO...

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA.                       VERÁS EL RESULTADO...

jueves, 23 de abril de 2015

Amnesia dirigida...


Profundicé en apremio
y trague pena en copa amarga.
Vendiendo destino a cambio de treinta míseras monedas
acomodé mis oídos a tambor sonoro
y las trompetas quisieron ser testigos mudos del hechizo.
Todo ocurrió en noche cerrada,
la luna distraída, desorientada,
se olvidó de salir para mí.
Aun esa madrugada,
el clavel de tu boca mantenía abiertos mis ojos.
La saeta tomaba forma en balcón cerrado,
descomponiendo ecuánime el disfraz en paso lento sobrevenido
y se hizo verbo cuando te vio aparecer.
No me sigas,
ya me pierdo en el camino de tus mensajes.
No me hables,
el silencio borró tu nombre
y se hizo acopio de mi sed.
He perdido el tren de nuevo,
y la amnesia no me deja volver…

miércoles, 15 de abril de 2015

Ven, ando huyendo, perdida. El Olvido duele...

Ven,
entre sombras espero
y a la luz de la luna rehílo.
Ando,
sin mirar apenas el tiempo
abriendo bien mis ojos
percibo que te tengo.
Huyendo,
de asperezas que contaminan,
giro en vertical
para verlo todo al revés.
Perdida,
hace tiempo que no respiro
y pienso que solo así
seré capaz de entender.
El olvido,
me hizo mella en el cuerpo,
no sé combinar recuerdos
éstos se diluyen en el tiempo.
Duele.
Ahora te percibo...,
te presiento entre la gente
y quiero decir muy bajito,
que ocupas un espacio en el vacío
y cuando llegues a mi
creo que por fin
entenderé lo que anhelo.



Lola Fontecha

domingo, 5 de abril de 2015

Gritemos basta, el mundo, tú y yo



Grito angustiado,

desgarrador por lacra resultante,

secuelas que abren paso a viejas heridas.

Impotencia mal parida

en sufrimiento engendrado.

Llanto de niño ensordecedor, 

liderando batalla entre nubes de algodón.

Imaginación apantallada

por lluvia pintada a sangre,

sin vistas al exterior...

Existencia apuntalada con golpes certeros

a dignidad agónica.

Renuncia al ser, 

abandono potenciado desde el llanto...

Miseria,

dolor,

quebranto...

Pataleta empática 

que aporrea la sien.

Incomprensión que adolece de entendimiento...

Puño preparado,

insulto en boca,

oídos acerados para no escuchar.

Piel maquillada, 

espejo enmohecido

que tragó el reflejo de tu cara

y ya... no quieres ver regresar.

No,

gritemos basta...,

el mundo,

tú y yo.

Avancemos en mar

hacia nunca jamás.

Tus ojos merecen vida

y el sol cada día,

debe volver a brillar.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

En un lugar llamado mundo...

Que no es tan fiero el león como lo pintan, ni es oro todo lo que reluce y como yo soy tan simple y a la vez tan particular, he querido volcar mi inspiración en otro tipo de navidad, que también existe, aunque no la queramos ver.

Como las meigas en Galicia, que haberlas haylas...



En un lugar llamado mundo
las luces de colores,
no eran miradas,
por miedo a que alguien las apagara.

En un lugar llamado mundo,
la música hacía años que no sonaba,
porque el silencio convertido en termitas
se hizo acopio de las casas.

En un lugar llamado mundo,
la mesa quedaba puesta,
mientras el pan duro era roído sin dientes,
ante la imposibilidad de hacer la digestión.

En un lugar llamado mundo,
la luz del sol era dispuesta en cartillas de racionamiento.

En un lugar llamado mundo,
la felicidad se guardaba en un cajón con siete llaves,
por miedo a ser embargada por los bancos.

En un lugar llamado mundo,
el frío abrazaba los cuerpos desnudos,
de niños que echaban de menos a sus padres.

En un lugar llamado mundo,
las lágrimas eran bebidas a tragos,
ante la falta de lluvia que hiciera crecer el trigo.

En un lugar llamado mundo,
la tristeza
era primer apellido de sus habitantes.

En un lugar llamado mundo,
la dama de la justicia
se prostituía en besos de balanza extorsionada.

En un lugar llamado mundo
se asomó a ventana abierta
el poeta desterrado del verso
en tierra de nadie,
indigente de inspiración
sin palabras,
sin poesía.

En un lugar llamado mundo,
el pintor desahuciado de su paleta
veló el color,
rompió pinceles ante ojos que no miraban.

En un lugar llamado mundo
avisté al trovador
extirpado de cuerdas vocales,
mudo,
sin voz.

En un lugar llamado mundo
lloré al músico sin director de orquesta.
Oídos cerrados tras la puerta
al compás del tres por cuatro,
un saxofón huérfano de madre
moría de tristeza
en rincón olvidado y disonante.

Y desperté azotada,
ojos cristalizados en pena,
pecho encogido,
sin aliento.

En un lugar llamado mundo,
sin fronteras,
sin esperas,
sin colores por bandera...

Dicen,
que ha nacido un niño.

martes, 9 de diciembre de 2014

Jugando con palabras, juntando letras y viviendo...



Mentira.
En vida,
de oídas…
Apresurada,
oculta,
tragada por tierra seca
cual semilla esperando florecer.

El polen infértil,
en convivencia de soledad,
redujo a ceniza sus días.

Mentira.
A la callada,
a gritos…
En respuesta a pregunta no pronunciada.
lienzo de espejismo
en desierto de miradas.

Mentira.
A la cara…
                a escondidas.
Inocencia restringida
en cuatro paredes que cobija.
Desvergüenza sin pudor,
palabras en boca de prestidigitador.

Mentira.
De día,
                aprovechando la noche.
Ladrón que en bolsillos
guarda destino.
Asesino que con sus manos,
ahoga sentimiento,
abortando vida en camino andado.

Mentira.
Dulce,
                amarga.
Arcadas en paladar,
puesta de largo al sol.
Escondido tras nubes de algodón
y montaña de mazapán.
Amanece,
y al otro lado…
el silencio muere.

Mentira.
Divina
                y terrenal.
Creencia apolillada,
fe enmohecida
tras empañado crista.

Contraposición
                atrapada a la verdad.
Negación de la evidencia.
Lágrimas,
junto estatua de sal.

lunes, 16 de junio de 2014

Presentación del Poemario de mi Paco Velázquez "Divagación Nocturna" el pasado viernes 13 de junio.






Adverbiar amor…, amar

Ser,
existir,
sentir,
ver,
oler,
dimensionar,
tocar…

Adverbiar amor…, amar.

Hoy,
es el mañana que esperabas,
ese mañana que parece nunca llega
mas distrae sentidos en tiempo de espera.

Divagación nocturna,
despedidas inquietas que vuelan quebradas sobre las letras.

Versos en amor de Padre
que un día pinceló tu existencia.

Desasosiegos que la falta de creencia,
queman tus entrañas dolidas
sobre altar de dadivas emponzoñadas.

Amor,
ternura,
dulzura,
pasión.
Emociones inventadas
entre sabanas de seda
de luna enamorada.

Aroma de romero a piel.
Hierbabuena en pucherito dispuesto,
tu pones la mesa,
donde antes puse yo el mantel.

Poesía de vida y muerte
en olas de mar inerte,
enérgico entre azules atolondrados
convenientemente aderezado con risas y sonrisas
que escapan de tus labios.

No sabe rimar,
si la vida no palpita en el papel.
No sabe versar,
si el corazón no late
galopando cual mil caballos,
en cada rincón de eterno amanecer.

Con las zapatillas puestas
en pies asediados
de andar vida sin descanso
hacía el “Nunca Jamás” ansiado.

¡Me llaman loco!
¡Morena mía!
….

Doy gracias a la poesía,
por poner alas a mi espalda
manteniendo mis ojos en querencia viva.

Doy gracias a la rima por enriquecer mis palabras
en luz apagada
y antorcha de luz.

Y acurruco los sueños
en nana sobre tejado escondida.

Y trazo línea imaginaria
que me haga llegar a ti más rápido
sin pausa, pero sin prisa.



13 de junio de 2014
Lola Fontecha



Gracias por hacerme parte de tu ilusión y vida. 

Te quiero


jueves, 5 de junio de 2014

Y el silencio, tomó forma.



Entré en callejón sin salida
oscuro y laberíntico.

El silencio tomó forma
acomodando mis sentidos
a soledad inocua,
fatua de vida.

Las señales fueron tragadas
por luz de amanecer
y no estabas.

Ya, 
la bestia alada
empezó a mostrar sus dientes,
posando sus garras sobre mi piel
y no estabas.

Brindo al sol,
sin verte todavía.

Recuerdo el canto del ruiseñor
en el Jándula presenciado,
vivido,
sentido…,
amado
y aun, 
no habías llegado.
  
No,
no quiero oler,
si la lavanda de tu piel
se ha marchitado.

No,
no quiero ver,
si el paisaje de tu cuerpo
me ha abandonado.

No,
no quiero sentir,
si el deseo
ha sido bloqueado
a la puerta del placer.

No,
no quiero empapar mi sed,
si el caballo de Atila
mi amor ha pisoteado.

Lola Fontecha
30.05.2014


miércoles, 23 de abril de 2014

Hagamos que el día de la Tierra, sean todos los de la existencia...




Es, se siente, se presiente, la naturaleza está latente…

Lee, escribe el instante, no permitas que se desvanezca en el aire.

Traza una línea y no la sigas, el camino será mostrado al paso.


No te rindas, sigue adelante.

Dibuja castillos en las alturas, grita tu libertad y transforma sueños en realidades.

Respeta y ella, te dará la vida de vuelta…