Día del libro

Día del libro

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA. VERÁS EL RESULTADO...

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA.                       VERÁS EL RESULTADO...

lunes, 17 de julio de 2017

No hay mezcolanza en armonía hernandiana.

Archivo Histórico Provincial de Jaén- Mayo, 2017. Mes Hernandiano organizado por Lola Fontecha, responsable de la Vocalía de Divulgación Cultural de la Asociación Círculo Ánimas.



El poeta Antonio Gómez Hueso nos recitó la elegía creada por él para Miguel Hernández.



El Grupo Literiario Oliversando: Rocío Biedma, Miguel Ángel Cañada, Josefina Buitrago, Martín Paredes, Juan Manuel Villar, María Cózar y Gloria Cutillas, con creaciones propias dedicadas a Miguel Hernández.







Poemas de Miguel Hernández versionados por el cantautor baezano, Jose Pedro Jiménez y los poemas de Lola Fontecha inspirados en su poesía.





miércoles, 12 de julio de 2017

DUELE EL OLVIDO, MADRE


Duelen los días, madre,
traspasa la piel el frío de tus manos en mi cara,
y rompe el alma
tu mirada varada en el horizonte del olvido.

Duele el gris que anida sobre azul en tus ojos.

El silencio sin memoria enfadado con el mundo,
grita a los cuatro vientos
por haber destrozado el mapa para llegar a ti.

Madre, me duele ver
que has dejado de mirarte al espejo
por miedo a no reconocerte.

He perdido el norte, madre,
los olores derrocharon significados,
en el tropiezo de tus pies sobre la remembranza.

El papel de tu recuerdo ha quedado níveo,
tragando las letras del pasado,
y mi nombre se ha desorientado
jugando al escondite entre palabras olvidadas,
temblando como una hoja.

Hoy, el agua de la lluvia en mis ojos,
ha borrado la huella de tus pasos.
La melodía de tu nana ya no acuna mi sueño
porque la luna se olvidó de salir.
No hay marea, madre,
las coquinas quedaron olvidadas en la playa,
ya nunca más serán recogidas por nuestras manos,
ni las olas del mar nos empujaran para sonreírle a la cara.

He amontonado los recuerdos en un cajón,
de él iré cogiendo aquello que precise
para no olvidarme de tu amor de madre.

Duele tu olvido, madre,
por ello voy a restituir a tus pasos, los colores
que permanecieron en el camino falso,
creado por la imaginación en blanco…