Día del libro

Día del libro

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA. VERÁS EL RESULTADO...

ESCRIBE CON EL CORAZÓN, REPASALO DESPUÉS CON LA CABEZA.                       VERÁS EL RESULTADO...

miércoles, 22 de marzo de 2017

PRIMER ANIVERSARIO DEL GRUPO LITERARIO OLIVERSANDO y PRESENTACIÓN DEL POEMARIO DE NUESTRA QUERIDA AMIGA Y COMPAÑERA ROCÍO BIEDMA







La libélula emprendió su vuelo, nos dijo muy bajito que ahora le tocaba a ella, el vértigo se apoderó del instante y desde entonces no quiere tocar el suelo.
Tomó el tren de las palabras, le dijo al maquinista que el cielo era su destino y sus manos se hicieron eco del sueño labrando en las nubes el camino.
Tardó en llegar, los miedos se asignaron el poder y las palabras quedaban escritas en la cárcel del papel.

Las cuerdas de la realidad desaparecieron un día de cielo claro, y cual libélula entre aguas de libertad, comenzó a deleitar al mundo con su poesía, poesía que se transforma en música para los oídos de quien presto se detiene a escucharla.


Rocío, nos sorprende de vez en cuando, perdiéndose en el horizonte próximo, desaparece y solo deja una estela que muestra que está presente…

Hibernando
Ahora,
el silencio me ahoga la palabra
mientras la tarde
incendia los vergeles con bandadas de colores,
es este febril marzo que entona un horizonte
con arpegios de flores incandescentes.

Su voz, delicada y dulce, reaparece y vitaliza el entorno. Llena de colores la estancia y hace primavera por arte de biri birloque.

Precepto
Nada
que me cierre los labios
y los cosa de silencio.

Nada que me obligue a esconder
mis alas rotas.

Nada
que derroche mi mesura
y me impida alzar el vuelo.

Nada.

Porque no hay nada que impida a esta Jienense de mar de olivos a decir y mostrar aquello que siente en sus adentros, ella que macera sus letras en oro líquido, destila belleza en su poesía y nos lleva en volandas a otro mundo, ese mundo que el poeta hace posible con sus escritos.

Su mirada limpia como el agua clara, nos cala dentro cuando nos habla. Ella, enlaza sonrisa en gesto amable y tiene la capacidad de endulzar el café de los días grises, cuando la vida te atrapa en la tristeza que aplasta.
  
Hoy Rocío, nos toca el alma con su poesía, nos acaricia el gesto con el amor que desprende y vuela cual libélula entre nosotros para mostrarnos su vértigo por los versos, su seguridad y entereza ante la existencia que le ha tocado en suerte.

Quererte es fácil, cuando nos miras con esos ojos apacibles que destilan naturalidad ante la vida….


miércoles, 8 de marzo de 2017

MUJER, NO TE DESPISTES EN EL PAISAJE Y SIGAMOS EN LA LUCHA...



Bella la vida, bellos los días que nos hacen volar en libertad. Somos MUJERES. Mayúscula que sirve en estos casos para gritar más fuerte si cabe al mundo, para que nada ni nadie nos haga sentir: inferiores o débiles.

Por ti, 
para ti...,
MUJER, 
siente orgullo de serlo.

Aun queda camino por recorrer, agarremos nuestras manos y sigamos camino hacia el lugar que nos corresponde..., que sí, que llegamos, aunemos esfuerzos, se vislumbra en el horizonte y se refleja en nuestros ojos.
No debemos olvidar que nos tenemos las unas a las otras para hacernos visibles.
Crecer es necesario.

Mujer, tu debes ser y recrearte en ello... Genuina y auténtica...

Vivir en libertad, ese don especial, que la naturaleza tenía para nosotras guardado.


Pero eso sí, no nos despistemos en el paisaje y sigamos en la lucha, aun queda mucho camino por andar y existe mucha piedra suelta para hacernos tropezar.

martes, 7 de marzo de 2017

Soñando un sueño...



He soñado que me hablaba, que la empatía se ponía de su lado y por fin manteníamos la conversación pendiente. Sentí el calor de su mano en mi brazo, percibiendo en sus ojos la certeza de estar actuando como debería haberlo hecho hace tiempo.

Me sentí en esos momentos, respetada como persona y noté un rayo de humanidad en su mirada. Sus palabras fluían y el argumento ofrecido me daba confianza en él.

Confundí sueño con realidad y le di las gracias por acercarme a la situación que me espera de aquí en adelante.

Pero desperté soñando del sueño, porque no es eso lo que yo quiero, yo pretendo vivir a su lado y dejarme llevar por el tiempo, ser mecida por el levante entre olas que me aparten de las piedras. 

Volar entre gaviotas que me contagien su libertad de movimiento, engancharme a la vida, sonreír-sonriendo, pasear por las calles del contexto sin temor a ser señalada por sentirme bien. 

Escuchar su voz de niña cada mañana, cada despertar y tirarme al suelo de la vida para dejarme manchar por ella.

Que los sueños, sueños son, pero que yo quiero agarrarme muy fuerte a la realidad de estar viva.

Mi cuerpo sale del sueño confundida y me pregunto acompañada de Serrat con “Aquellas pequeñas cosas” ¿Qué sucederá hoy? Y tengo que decir que no lo sé, pero al menos puedo contestarme que tengo certeza de estar manejando mis tiempos.